BERLINERARENA
Berlin 2006

Transformación de un puente de circulación de trenes de finales del siglo XIX, propiedad de la Deutsche Bahn y bajo patrimonio histórico, en un hotel. El proyecto mantiene el carácter industrial del puente retrasando la fachada translúcida al interior. Las habitaciones ocupan el volumen del puente, y los servicios del hotel se sitúan en un edificio adyacente. El segundo puente se utiliza como conexión entre entre los parques de Nordbahnhoff y Humbolthain.

Cliente:Privado
Arquitectos: Wilk-Salinas Architekten
Colaboradores: Jordana Neira, Nicolas Aracena, Ana Palancar