BERLINERARENA
Paderborn 2006

El mirador consiste en un pequeño cubo de cristal adosado al salón de la casa a través de la antigua puerta corredera que va al jardín. Eliminamos esta puerta de manera que el cubo permanece abierto tanto al interior de la casa como al jardín exterior. Esto permite conectar los dos espacios, ampliando la casa hacia el jardín y dando siempre desde el interior una vista generosa a su alrededor.

Cliente: Familie Peterburs, Paderborn
Arquitectos: Wilk-Salinas Architekten
Colaboradores: Nora Müller
Fotos: Torsten Seidel